Translate

Cielos de Sevilla

viernes, 23 de agosto de 2019

Actividad en El Pedroso con Astronomía Sevilla

El pasado 10 de agosto tuvimos una actividad en El Pedroso donde enseñamos el cielo a un nutrido grupo de personas. Estuvimos en el evento, Manuel, Miki y yo. Tras una "peregrinación" por el monte buscando el lugar adecuado acabamos montando el campamento en un claro del camino que subía al monte que hay justo al lado de la localidad. A unos seiscientos metros marcaba mi gps.

Tras la charla de Manuel comenzamos a enseñarles objetos al público, Manuel con el dobson, Miki con el Vixen y yo con la ccd.

En el rato que estuvimos en la actividad yo apunté a varios objetos "llamativos" por verse mejor gracias a la sensibilidad de la ccd  frente a la observación visual. Cuando la actividad empezó la luna ya iba bajando hacia el horizonte.

Comencé con la nebulosa planetaria en  Lyra.


Continué apuntando a un cúmulo abierto NGC6802.


Después me desplacé a una parte de la nebulosa del Velo.


Y como ya a esa hora de la madrugada M31 estaba sobre los árboles que nos rodeaban decidí enseñarles como se veía la galaxia de Andrómeda.


Claro está que solo pude enseñarles un "cachito" de la galaxia porque con el Mak150 a f6,3 no entra entera.

Depués orienté el telescopio a M33 para que viesen otra galaxia más débil.


Con tomas cortas resulta difícil sacar una buena imagen de M33.

Finalmente para que viesen que las cámaras ccd no ganan a la visual en campos estrellados les mostré una parte del doble cúmulo de Perseo.


Finalmente llegó el momento de despedirmos de los asistentes que creo que se fueron contentos con la experiencia. Para futuras ocasiones quizás haya que decidir que equipo llevar para conseguir mayor campo en la ccd.

martes, 6 de agosto de 2019

Tras dos meses en blanco

Es el tiempo que no he podido observar. Muchas tareas me han dejado poco tiempo para la astronomía. El pasado 3 de agosto nos escapábamos a la zona entre Constantina y San Nicolas del Puerto donde en primavera medimos un cielo de 21,84. En esta ocasión no pasó de 21,64 pero no dejó de ser un buen cielo. Las luces de Constantina se comieron bastante horizonte (justo por el sur con la vía láctea). La luna se despedía al aterdecer dejándonos una noche oscura.


No pasó lo mismo con las luces artificiales. Yo iba a probar astronómicamente la reciente canon 6D junto con algunos objetivos.


Y no se podía separar el "hongo luminoso" de Constantina del centro de la vía láctea.


Así fueron pasando las horas en el campamento astrofotográfico-visual que teníamos montado.


La vía láctea hizo bajar las medidas del zenit unas dos décima, llegando a 21,43 y es que brillaba bastante.


Y casi sin darnos cuenta ya estaba amaneciendo, se hizo la noche corta pero pasamos unos buenos ratos. Los valientes de esta expedición fuimos Alicia, Victor, Manuel, José María, Javier, Luis y un servidor.


Yo me vine con una bonita curva fotométrica de la rotación de un asteroide que muestro en la gráfica.


Habrá que volver a visitar este sitio que ofrece muy buen cielo a una distancia no muy grande desde Sevilla.

domingo, 19 de mayo de 2019

La luna Azul en la Hora Azul

Esta tarde con la luna llena tenía previsto subir a Torre Sevilla (que han vuelto a permitir el acceso al mirador de la planta 37) para disfrutar de las vistas de Sevilla desde los 178 metros de altura. Lo cierto y verdad que el espectáculo no defrauda en absoluto. Allí subimos justo antes de la hora azul y pudimos observar como las luces de la ciudad iban embelleciendo las tomas de Sevilla y la Luna. Las nubes altas afearon un poco las tomas pero al final se pudo conseguir la foto ansiada de la Luna con Sevilla a sus pies.


domingo, 5 de mayo de 2019

Un cielo de 21,81 bien vale hora y media de viaje

Ayer estuve acompañando a Sevilla Night Sky en una actividad en el Cerro del Hierro con la esperanza de disfrutar de un buenísimo cielo como pudimos comprobar a lo largo de la noche. Mientras ellos (Enrique, José Antonio, José Manuel, Pedro y Enrique) enseñaban por los dobson de 300mm algunos objetos yo mostré lo que una ccd puede conseguir.
El lugar tiene su encanto especial, a parte del buenísimo cielo que tiene, solo estropeado hacia el sur por la contaminación lumínica de Constantina y hacia el norte por las luces del poblado que hay en el propio lugar. Lástima que la denominación de starlight de toda la zona no sirva para concienciar a las autoridades de la necesidad de preservar las condiciones óptimas para disfrutar de un cielo de calidad como el que poseen en aquella zona.

Yo iba preparado con mi planing de supernovas (sabiendo que muchas de ellas no las puedo capturar desde el centro de Sevilla donde observo) y fueron cayendo una a una a lolargo de la noche.

Así comencé con M100 donde está la sn2019ehk, que se distinguía perfectamente en tomas de 40 segundos.


Continué por la SN2019np que ya veo inalcanzable desde Sevilla.


Aún así (con ese cielo) perferí no usar filtros para optimizar la noche.

Continué buscando la falsa supernova de M51 que aún lucha desde cielos limpios por mostrarse en las imágenes.


Salté a otras supernovas recientes, como 2019edo.


O AT2019ein que parece que aún puede subir de brillo en los próximos días.


Salté a AT2019ejk en NGC5058, gracias al aviso de Rafael G Farfán que en los instantes de cobertura (muy pocos) me comentó la existencia de este objetivo.


Con el planin cumplido y siendo ya buenas horas de la madrugada donde el cielo había ido subiendo en oscuridad pasé a algunos objetivos no programados. Algunos de ellos fueron M4








Solo en este cielo habría caido en la existencia de esa galaxia tan cerca de la planetaria de la Lyra.


La noche terminó dando en el cenit un valor de 21.81 a eso de las cuatro y cuarto cuando dimos por finalizada la sesión astronómica.

Conocido el sitio por muchas personas, nos encontramos algunos aficionados sacando fotos nocturnas de la vía láctea sobre las imponentes rocas que vigilan el lugar.

Yo iba preparado con el samyang 8mm y mi  canon 550D para dejar constancia del cielo de esa noche y ésto es lo que pude capturar.


Es un sitio para repetir más noches de observación.